Ejercicios hipopresivos en casa, qué son y sus beneficios

Hace tiempo que ha quedado patente que los ejercicios hipopresivos son una oportunidad de mejorar físicamente de diferentes formas. En los últimos años se han popularizado los hipopresivos por los beneficios que reporta su práctica habitual. ¿Aún no tienes claro qué son y cuáles son estos beneficios? Vamos a resolver dudas para que tengas toda la información que necesitas para decidir si te conviene hacer hipopresivos en casa como parte de tus entrenamientos.

Qué son los ejercicios hipopresivos y cuál es su objetivo

Los ejercicios hipopresivos tienen como objetivo lograr la disminución de la presión en tres cavidades. Las torácica, abdominal y pélvica. Así como el fortalecimiento del suelo pélvico y la denominada faja abdominal.

Para ello los hipopresivos combinan posturas, movimientos y respiración. Cada ejercicio tienen una técnica o forma de ejecutarlo muy precisa, clave para alcanzar los objetivos que se desean. A la hora de hacer hipopresivos en casa es esencial tener en cuenta la técnica de cada ejercicio. Y es que de su cumplimiento depende la eficiencia o no del trabajo realizado.

ejercicios-hipopresivosEjercicios hipopresivos y beneficios más relevantes, top 10

Los ejercicios hipopresivos no son exclusivos para las mujeres. Es una creencia popular debido a la importancia del fortalecimiento del suelo pélvico para el post parto. Los beneficios de los hipopresivos son tan interesantes para la mujer como para el hombre. Solo las personas que por salud no deban hacer apnea o las mujeres embarazadas no es conveniente que hagan ejercicios hipopresivos.

  1.  Reducen el perímetro abdominal para una cintura más estrecha y marcada.
  2.  Mejoran la función sexual gracias al fortalecimiento del suelo pélvico.
  3.  Previenen problemas de prolapso durante el embarazo, en el post parto y en personas con un alto grado de obesidad.
  4.  Previenen problemas de incontinencia urinaria y fecal, incluso asociados e grandes esfuerzos físicos.
  5.  Mejoran el rendimiento deportivo gracias a una mejor técnica respiratoria.
  6.  Contribuyen a prevenir lesiones así como a sufrir molestias o dolores asociados a malas posturas.
  7.  Ayudan a tonificar la musculatura de la faja abdominal.
  8.  Fortalecen las lumbares y contribuyen a reducir dolores de espalda.
  9.  Mejoran el tono muscular lo que contribuye al bienestar y a la mejora del metabolismo así como a reducir el riesgo de lesiones durante la práctica deportiva.
  10.  Ayuda a solucionar problemas de piernas cansadas y edemas en las extremidades.

Para lograr  los beneficios de los hipopresivos la técnica es fundamental. Y también el tiempo dedicado a ellos. Puedes hacer ejercicios hipopresivos varias veces por semana pero es recomendable no hacerlo a diario. Mejor deja un día o dos de descanso entre sesiones.

Además, es recomendable que cada sesión de ejercicios hipopresivos dure en torno a 20 minutos. Los primeros días quizá te parezca demasiado. No fuerces si te cuesta respirar con normalidad. Puedes hacer la mitad e ir incrementando el tiempo dedicado a los hipopresivos en casa. Y así en dos o tres semanas alcanzar ese ideal de sesiones de 20 minutos.

Cómo hacer hipopresivos, los secretos de la técnica claves para que sean efectivos

Todos los ejercicios hipopresivos se basan en tres pilares:

  • Postura inicial.
  •  Movimiento.
  •  Respiración.

comenzar-ejercicios-hipopresivosY todos ellos son claves para lograr de los hipopresivos los beneficios esperados. Las posturas en hipopresivos son el punto de inicio de cada ejercicio que combina el movimiento con la respiración. Esta es una respiración en apnea.

Primero, una vez adopta la postura de inicio se debe normalizar la respiración. En los hipopresivos las posturas son de vital importancia. Seguidamente, tienes que expulsar todo el aire. Deben quedar los pulmones vacíos. Y para evitar la entrada de aire bloquear mentalmente boca y nariz.

Este es un momento clave en los ejercicios hipopresivos. Tienes que hacer un movimiento interior como si fueras a inspirar pero sin tomar aire. Este permite abrir la zona de las costillas y provoca la sensación de que el abdomen se introduce, se mueve hacia dentro. Al realizar esta apnea se realiza también el movimiento preciso para la ejecución de cada ejercicio de hipopresivos.

Hacer hipopresivos en casa  siguiendo esta técnica es fácil. Quizá al leerlo te resulte complicado pero es cuestión de práctica. Comienza por practicar la apnea unas cuantas veces y comprobarás como en unos minutos ya eres capaz de hacerlo mecánicamente. Por lo demás, los ejercicios hipopresivos, como otros entrenamientos en casa, se van aprendiendo y mejorando a medida que se repite su ejecución.

Cómo hacer hipopresivos , 3 ejercicios hipopresivos para principiantes

Si te preguntas cómo hacer hipopresivos, estos son algunos de los ejercicios con los que puedes comenzar a hacer hipopresivos en casa. Por su sencillez y por que efectividad para lograr objetivos concretos que mejoren tu físico. Tanto a nivel estético como de salud.

Hipopresivos abdominales para reducir tripita

Síéntate en el suelo en la llamada posición de indio. Coloca las parte inferior de las palmas de las manos sobre las rodillas con los dedos estirados. Presiona las rodillas ligeramente hacia abajo y al mismo tiempo estira los codos hacia afuera. Mete tripa. Haz tres veces el ejercicio de respiración que hemos señalado en la técnica de los ejercicios hipopresivos mientras cambias el cruce de piernas.

Cambia la pierna que está más alta que la otra y repite los ejercicios de respiración 3 veces.

Hipopresivos postura de pie inclinado hacia adelante

Para la posición de inicio ponte de pie. E inclina el cuerpo hacia adelante al tiempo que doblas ligeramente las rodillas. Inspira profundamente y al soltar el aire por completo coloca el abdomen hacia dentro. Procura que también los músculos pélvicos se contraigan en ese movimiento. Y sostén la respiración el tiempo que puedas.

Ejercicios hipopresivos de rodillas en el suelo

Ponte de rodillas en el suelo. Pasa a una postura con las manos también apoyadas en este en la postura de cuatro patas o de perro. Mientras espiras, mete tripa y mantén sin coger aire el tiempo que puedas antes de inspirar y volver a la posición de inicio.

principiantes.ejercicios-hipopresivosYa tienes la información necesaria para comenzar a hacer ejercicios hipopresivos. Ponte en marcha y aprovecha sus beneficios. ¡Te alegrarás de haber tomado la decisión!

 

 

 

Cargando comentarios de Facebook...