Todo lo que necesitas en tu bolsa de gimnasio

¿Has comenzado una rutina deportiva? ¡Enhorabuena! Ya has dado el primer paso para una vida más saludable y para conseguir el cuerpo que quieres. Si te has decantado por acudir a un gimnasio, debes saber es esencial ir siempre con la equipación necesaria para que el entrenamiento sea lo más cómodo posible.

hombre-comprobando-bolsa-gimnasioA veces, una persona no valora que el equipamiento que lo va a acompañar a sus rutinas de ejercicios también es importante. Pero lo es. ¿Nunca has conocido a alguien que ha puesto como razón para dejar de ir al gimnasio el hecho de que, tras acabar, pierde tiempo en prepararse para seguir con sus actividades del día a día? ¿O personas que una vez en el gimnasio no pueden disfrutar de sus rutinas por estar sedientos o incómodos con su equipación?

En las siguientes líneas te vamos a resumir qué es todo aquello que debes llevar en la bolsa del gimnasio desde el primer día.

7 complementos esenciales que debo llevar al gimnasio

Lo primero, toma una mochila que te resulte cómoda de transportar. Puede ser de un asa para llevar en la mano o para colgar de un hombro o puede ser para llevar a tu espalda. Y que tenga el tamaño suficiente para que puedas meter todo lo que necesitas en tu práctica deportiva y para seguir tu vida cotidiana al acabar tus actividades en el gimnasio. Aquí unas ideas:

 Agua

Siempre tienes que hidratarte. También se aceptan bebidas isotónicas. Pero nunca refrescos o zumos azucarados. Lo más recomendable es que compres un envase que mantenga los líquidos frescos independientemente del clima del exterior. Por un lado, estarás apoyando al medio ambiente evitando comprar botellas plásticas cada vez que acudas al gimnasio. Y, por otro, tendrás un envase que mantenga la bebida a la temperatura que necesitas.

Por norma general, se recomienda beber medio litro dos horas antes de ir al gimnasio, entre 100 y 150 mililitros cada 15 o 20 minutos durante el ejercicio, y otro medio litro al acabar. Otra teoría extendida es que cada 1000 kcal que consumas debes tomar 1 litro de agua. Todo esto es porque al estar bien hidratado vas a reducir la sensación de esfuerzo y cansancio. Y el agua que tomes después te ayudará con la recuperación muscular.

mujer-vestuario-gimnasioRopa adecuada

Para estar en el gimnasio y realizar el deporte que hayas escogido, debes tener ropa cómoda. Si no estás a gusto en tu vestimenta, tendrás una excusa para abandonar antes el ejercicio que estás llevando a cabo. Y, además, si tras el gimnasio tienes que seguir realizando tus rutinas (trabajo, recoger a tus hijos del colegio, hacer las compras del día, ver a tus amigos y amigas para charlar), lleva ropa para cambiarte después del gimnasio. Y procura que sea ropa de materiales que arruguen poco, para que salgas lleno de energía y además, impecable.

Toalla pequeña para limpiar las máquinas

Sobre todo cuando utilizas maquinaria o las esterillas, debes contar siempre con una toalla para limpiar tu paso por el lugar. Inevitablemente, al hacer deporte, nos caen gotas de sudor que pueden salpicar el material que estamos usando. Por tanto, la mayoría de gimnasios recomiendan siempre llevar en la bolsa del gimnasio una toalla para ir limpiando el rastro que puede dejar tu esfuerzo. Por higiene.

Incluso existen detergentes líquidos que tienen propiedades antibacterianas y que también puedes usar para limpiar las máquinas que vas a usar o para pasar por tu ropa.

Complementos necesarios

¿Cuál es la actividad que vas a practicar en el gimnasio? Puede ser que necesites un complemento. Bien sea por higiene (si vas a hacer boxeo, probablemente prefieras tener tus propios guantes y no unos usados por muchas personas), porque el gimnasio no tiene esa equipación, o porque quieras incluir un extra que apoye tus rutinas (por ejemplo, unas pesas con velcro alrededor del tobillo para alguna de tus clases de cardio y así reforzar la práctica).

Existen infinidad de complementos para apoyar tus rutinas de ejercicios.

preparando bolsa-gimnasio-mujerMúsica y auriculares

Hay detractores de que los deportistas escuchen música durante su práctica de entrenamiento, porque dicen que esta les distrae de su labor. Pero para muchas, la música es un complemento ideal para tener más motivación cuando están subidos en una máquina.

Por ello, haz una “playlist” con tus canciones favoritas, mejor si son las que te motivan (y no las que escucharías en un día de bajón en casa) y usa auriculares. No hacerlo puede resultar muy molesto al resto de personas que están en el gimnasio. Así, la práctica deportiva puede resultarte más amena.

“Snack” para después del entrenamiento

El deporte tiene que ir siempre acompañado de una buena nutrición. Por tanto, lo óptimo, antes de salir de tu práctica deportiva con hambre y comprar cualquier cosa en el camino,  lo mejor que haces es, cuando prepares tu bolsa del gimnasio, mete una comida saludable en la mochila.

“Kit” de ducha

A no ser que tu casa esté muy cerca del gimnasio y, tras tu rutina deportiva vayas a ir directo al hogar, es recomendable que lleves champú, chanclas para evitar hongos en la ducha común y una toalla para secarte. Por pura higiene y comodidad para ti. Cuando sudas en el gimnasio estás eliminando toxinas, y si no las limpias de tu piel corres el riesgo de que te puedan salir irritaciones o espinillas en tu cuerpo y cara. Una crema hidratante para después te dejará preparado para salir a hacer el resto de las actividades del día o simplemente para volver a casa a relajarte.

 

Cargando comentarios de Facebook...