¿Cómo adelgazar con la cinta de correr? ¡Sigue estos pasos!

adelgazar-con-cinta-de-correr-chicas

Perder peso es el objetivo de mucha gente que empieza a hacer deporte. Si este es tu caso, lo mejor es que conozcas ciertos trucos que te permitirán alcanzar tu meta. Vamos a ver cómo adelgazar corriendo en cinta, cuál es la forma correcta de hacerlo y cómo sacar el máximo partido a tu esfuerzo.

¿Cómo adelgazar corriendo con cinta?

Lo primero que hay que decir es que correr en cinta para adelgazar es una muy buena forma de lograr tu objetivo. Sin embargo, tienes que seguir ciertas pautas si de verdad quieres notar los resultados.

Comprar cinta de correr

Varía la intensidad

Es mejor hacer entrenamientos cortos pero intensos que ejercitarte durante mucho tiempo pero de forma muy pausada. Un consejo es que vayas modificando la intensidad. Puedes correr unos minutos a más velocidad y bajarla luego otra vez. Otra recomendación es que no pares en seco cuando termines. Lo mejor es que vayas bajando la intensidad poco a poco hasta que estés completamente parado, ya que así evitarás lesiones.

Trabaja tu tren superior y no utilices pesas

Las pesas son muy útiles si lo que quieres es ganar masa muscular, pero al final te hacen correr más despacio y durante menos tiempo. Por eso, si tu objetivo principal es bajar de peso corriendo en la cinta, es mejor que dejes las pesas a un lado.

adelgazar-corriendo-en-cinta-chico

Lo que sí que te ayudará es no centrarte solo en las piernas, sino trabajar también tu tren superior. No es ningún secreto que correr en la cinta adelgaza las piernas, pues el tren inferior es el principal implicado en este tipo de deporte. Sin embargo, lo ideal es que no descuides el movimiento de tus brazos; así aumentarás la efectividad del ejercicio. Eso sí, recuerda mantenerlos en un ángulo recto: no los muevas hacia los lados ni los cruces.

Corre en pendientes

Si corres al aire libre, seguro que encontrarás tramos más inclinados que otros. Si quieres adelgazar en la cinta de correr igual que lo harías en la calle, debes simular estas condiciones. La cinta de correr te permite añadir inclinación para simular que corres en una pendiente, y esto te hace añadir intensidad a tu ejercicio.

No es necesario que mantengas la inclinación durante todo el tiempo. Ya se decía al principio que puede ser recomendable ejercitarte con intervalos de diferente intensidad. Por eso, puedes correr en pendiente durante unos minutos y luego eliminarla durante un rato.

Comprar cinta de correr

Nunca entres en la zona de confort

Esta es la máxima que debes seguir. Si quieres adelgazar corriendo en la cinta, lo que no puedes hacer es acomodarte. Es normal que empieces con un entrenamiento básico, a baja velocidad y sin pendientes. Ahora bien, si no cambias este hecho cuando empieces a estar más en forma, tu cuerpo se acostumbrará. El resultado inevitable es que el ejercicio perderá efectividad y por lo tanto dejarás de notar resultados.

Lo ideal es ir subiendo la intensidad, ya sea con velocidad o con una mayor inclinación. Si notas que tu entrenamiento no te está suponiendo un esfuerzo, puede ser el momento de retarte, aunque siempre con precaución.

adelgazar-corriendo-en-cinta-chicaPara motivarte lo mejor es fijarte metas. Ver cómo vas consiguiendo pequeños objetivos te da energía para seguir y te anima a seguir cumpliéndolos. Sobre todo en un principio, si no tienes muy claro cómo componer tu entrenamiento, un consejo es consultar a un entrenador profesional. Él sabrá cuál es la rutina más indicada para ti.

Cuida la dieta

¿Se puede adelgazar corriendo en la cinta? Sí, pero es importante que tengas claro que este no es el único factor relevante. Si no combinas el ejercicio con una dieta saludable, no lograrás perder peso. Es clave que tengas siempre esto en mente, con este y con cualquier tipo de deporte: una buena alimentación es fundamental.

Es fácil dejarte llevar después de hacer ejercicio ante la perspectiva de haber perdido calorías. Sin embargo, ten en cuenta que perderás todo lo ganado si dejas a un lado tu dieta en estas circunstancias. Recuerda también que no se trata de saltarte comidas ni de comer poco, sino de comer de forma saludable. Ante cualquier duda, lo mejor es que acudas a un profesional que te haga una dieta personalizada.

Calienta siempre antes de empezar

Por último, siempre debes tener ciertas precauciones para evitar lesiones. Haz un calentamiento previo antes de empezar a correr en la cinta para asegurarte que tus músculos están preparados. Además, si estás corriendo a una intensidad alta, lo mejor es que empieces con unos minutos de ejercicio más relajado. Así tus músculos se irán amoldando a la exigencia y evitarás problemas.

adelgazar-corriendo-en-cinta-chica¿Quieres adelgazar corriendo en la cinta? Entonces sigue nuestros consejos y empieza a notar los resultados. Eso sí, recuerda no quedarte nunca en la zona de confort: ve marcándote retos para ir cumpliendo tus objetivos.

Comprar cinta de correr

Cargando comentarios de Facebook...