7 Razones por las que no ves resultados en el gimnasio

resultados-del-gimnasio-entrenar-correr-en-la-montaña

Entrenas casi a diario, te cuidas lo suficiente con las comidas, pasas de los after-office y, aun así, no te sientes ni más fuerte, ni más delgada, ni más veloz. ¿Te suena familiar? Hoy te explicamos 7 razones por las que puedes no estar viendo los resultados del gimnasio que esperabas.

1. No estás siguiendo un plan de entrenamiento

Si lo que tienes en mente es lograr metas específicas, lo suyo sería que pienses cómo vas a alcanzarlas. No practicarás las mismas rutinas si quieres perder peso que si quieres desarrollar determinados músculos o prepararte para correr un maratón.

Planificar tu rutina te traerá puros beneficios, como perfeccionar tu técnica, evitar que te saltes estiramientos o repeticiones, descubrir nuevas prácticas, tener expectativas reales en cuanto a los resultados o, incluso, motivarte para ir al gimnasio.

Te sugerimos que diseñes tu plan de entrenamiento antes de comenzar la semana, así afrontas el lunes con inspiración. Y si buscas la ayuda de un profesional, todavía mejor. Cuéntale tus propósitos, tus dificultades y tus gustos para adecuar tu rutina y, de este modo, alcanzar tus metas.

2. Solo te ejercitas en el gimnasio

Está claro que ir al gimnasio o salir a correr dos veces por semana te ayudará a mantener un estado físico saludable. De todas formas, puede suceder que esto no sea suficiente, sobre todo si trabajas para deshacerte de algunos kilos.

El gran objetivo sería que lleves una vida activa tanto en el gimnasio como fuera de este. ¿Cómo? Es más fácil de lo que parece: Intenta agregar pequeñas secuencias de unos diez o quince minutos de ejercicio casual a tus tareas diarias.

Por ejemplo, aparca el coche a unos diez minutos andando de tu destino o baja del autobús una parada antes de la pensada, sube escaleras cuantas veces puedas, cambia de velocidad mientras caminas o agrega algunas sentadillas antes de quitarte los zapatos cuando llegas a casa. Seguro que ya se te están ocurriendo nuevas ideas. ¡Anímate!, y verás la gran diferencia que hacen unos pocos minutos de ejercicio casual al día.

3. No te exiges tanto como piensas

resultados-del-gimnasio-entrenar-fuera-del-gimnasio

 

Calcular el grado de exigencia de tu entrenamiento puede ser difícil tanto si eres novata y te preguntas cuánto tiempo tardarás en ver los resultados del gimnasio como si eres un experto que busca mejorar sus tiempos o aumentar la musculatura. Vamos, que cuesta ser objetivo a la hora de meterse caña.

Hoy, gracias a la tecnología, existen muchos dispositivos que te ayudarán a medir el ritmo cardíaco, a contar tus pasos o a calcular las calorías que quemas. También puedes descargarte numerosas aplicaciones que te guiarán para que logres ver los resultados de tu entrenamiento. No te cortes, ¡pruébalos! Lo mismo, si eres más analógico, puedes quedar con un entrenador personal para que siga tu progreso.

4. Practicas siempre la misma rutina

Tal vez comenzaste a ir al gimnasio hace poco y, por ejemplo, descubriste que te gustaba correr. Bien, probablemente notaste resultados dentro de los primeros meses pero, de pronto, te diste cuenta de que todo seguía igual: sin mejoras. No te asustes, esto es normal porque tu cuerpo se ha acostumbrado a esta nueva exigencia.

El cuerpo necesita nuevos estímulos y desafíos para volverse más eficiente y mejorar su condición. Para lograr esto, intenta alternar la velocidad o los programas de la cinta de correr, descubrir otras rutinas de levantamiento de pesas o probar algún deporte nuevo.

5. Te recompensas con comida

resultados-del-gimnasio-recomensas-comida-saludables

Quien no se haya recompensado alguna vez con su dulce favorito después de un entrenamiento, ¡que arroje la primera piedra! De todas formas… esto es claramente contraproducente.

Pero no todo son malas noticias, prueba alguna de estas deliciosas opciones que, además de satisfacer tu antojo, ayudarán a recuperarte:

  • Batido de proteínas con plátano y mantequilla de cacahuete
  • Humus con pan de pita
  • Yogur con frutos rojos

Existen dietas para deportistas muy completas, que incluyen gran variedad de alimentos y puedes introducir en tu día a día para maximizar los resultados del gimnasio.

6. No eres realista con tus expectativas

A pesar del cliché, recuerda que Roma no se construyó en un día. No sería muy real que esperes resultados del gimnasio si fallas en la constancia, frecuencia o intensidad de tus ejercicios.

Para evitar momentos de frustración que puedan alejarte de tu objetivo, establece unas metas a corto plazo y otras a largo plazo. Por ejemplo, es más probable que notes cambios en tu resistencia antes que en tu aspecto. Prueba controlar varios factores a la vez para calmar la ansiedad de ver los resultados del gimnasio cuanto antes.

 7. No descansas lo suficiente entre los entrenamientos

resultados-del-gimnasio-yoga

Por último, si bien no menos importante, te recordamos que el descanso es vital para una buena recuperación y un mejor rendimiento. La falta de descanso puede tener efectos sorprendentes en los resultados del gimnasio.

El cuerpo necesita reconstruir los músculos después de hacer ejercicio. Si no descansas, llevas el cuerpo a un estado de estrés. Esto podría ocasionar deterioro en tu rendimiento o incluso lesiones.

Cualquiera que se ejercite con regularidad debería descansar, por lo menos, 2 días a la semana. Si eres hiperactivo o te cuesta estar quieta, prueba con una clase de estiramientos o de yoga.

 

Esperamos que estas razones te ayuden a mejorar los resultados del gimnasio. Recuerda: metas cortas para alcanzar grandes objetivos. ¡Éxito!

Cargando comentarios de Facebook...