¿Qué es mejor desayunar antes o después de hacer ejercicio?

“¿Desayunar antes de ir a correr o es más beneficioso hacer ejercicio en ayunas?”. Así seas un novato en el mundo del fitness o una experta que entrena con constancia desde hace tiempo, verás que este debate tiene su historia entre los deportistas.

Todo es relativo

desayunar antes o después de hacer ejercicio

Como era de esperar, no hay una única respuesta acertada ya que todo dependerá de cuál sea tu objetivo. Eso sumado a los gustos personales, como si eres de las personas que se despiertan con mucho apetito o de las que solo beben una taza de té o café.

Si lo que quieres es quemar grasas y bajar de peso, algunos expertos dicen que podrías obtener mayores resultados si entrenas con el estómago vacío. Lo que sucede en este caso es que los músculos no encuentran suficiente energía para funcionar, por lo que, probablemente, utilicen las reservas. En pocas palabras, esta teoría sostiene que cuanta menos glucosa tengas en el cuerpo, más grasas quemarás.

Por el contrario, si lo que buscas es mejorar tu rendimiento, no sería una buena idea que salieras de casa sin probar bocado. La falta de energía evitaría que saques el máximo partido de tu práctica.

Del mismo modo, tendrás que tener en cuenta si sufres alguna enfermedad, como la diabetes, o si sueles tener bajar presión, por ejemplo. En estos casos, será necesario que desayunes o que tomes algo antes de comenzar con tu entrenamiento, sobre todo si haces ejercicio justo después de despertarte.

Si lo que deseas es aumentar tu masa muscular, te recomiendan comer dentro de los 45 min una vez finalizada tu rutina. Se trata de un período durante el cual el alimento que ingieras estará destinado a reemplazar glucógeno (tus reservas de carbohidratos) y a recuperarte.

Beneficios de comer después de entrenar

desayunar antes o después de hacer ejercicioEl punto en el que los expertos coinciden es en que, hayas comido o no antes de ejercitarte, es vital que lo hagas al finalizar. Cuando haces ejercicio, incrementas la producción de hormonas. Por ello, tienes que rellenar tus reservas y descansar lo suficiente para una mejor reconstrucción de los músculos.

Durante las primeras 2h después de acabado tu entrenamiento, el cuerpo absorbe con más facilidad las vitaminas y minerales que le proporciones. Y, dado que los músculos necesitan proteínas para reconstruirse, este sería un buen momento para que las ingieras.

En cualquier caso, también es importante que bebas agua a lo largo del día, tanto antes como después de hacer ejercicio, para mantenerte hidratado.

¿Qué desayunar antes y después de hacer ejercicio?

desayunar antes o después de hacer ejercicioAunque dijimos que algunos entendidos en el tema avalan que hagas ejercicio en ayunas si quieres adelgazar o quemar más grasas, también hay muchos otros que opinan lo contrario. Su fundamento es que, si bien puede ser cierto que el cuerpo utilice las reservas de grasas, también puedes perder masa muscular.

Además, es importante la constancia a la hora de ejercitarse. Si una persona sale a correr 3 o 4 veces por semana con el estómago vacío, sería probable que al poco tiempo redujera la frecuencia con la que se ejercita debido al cansancio o a la falta de motivación.

Tanto si te decides por comer o no antes de practicar deporte, te damos algunos consejos alimenticios para que los tengas en cuenta:

Antes de entrenar:

  • Lo que comas antes de ejercitarse te servirá para tener más energía y optimizar tu rendimiento. Intenta que sea algo saludable y liviano. Frutos secos, una banana, cereales o un trozo de queso pueden darte la fuerza y el calcio necesarios para una buena sesión de entrenamiento.
  • Los hidratos de carbono, como el arroz integral, la avena u otras fuentes de bajo índice glucémico, son energía para los músculos. Es preferible que los ingieras antes de hacer ejercicio y no luego.
  • Si practicas una rutina aeróbica, prueba ingerir hidratos de carbono livianos, como una fruta sin cáscara, al menos 1 h antes de comenzar.
  • Productos lácteos, como la leche y el yogur suelen hinchar el estómago. Si forman parte de tu desayuno, tal vez prefieras esperar un par de horas antes de entrenar para que el cuerpo pueda digerirlos.

Después de hacer ejercicio:

  • Después de entrenar, los músculos necesitan carbohidratos y proteínas para reconstruirse. Puedes prepararte una tortilla con claras de huevo o quizá prefieras comer pollo, pescado o verduras. Otras fuentes de carbohidratos y proteínas son nueces, almendras, frutas, queso, jamón, cereales, leche y yogur.
  • Las comidas integrales son ricas en fibras. Si bien las necesitamos, estas pueden traer malestar intestinal. En este caso, quizá prefieras comerlas después de hacer ejercicio.

Ya ves que hay distintas teorías sobre los beneficios de desayunar antes o después de hacer ejercicio. Teniendo en cuenta tu meta y tus necesidades, intenta ver cómo responde tu cuerpo frente a los alimentos que ingieres para así alcanzar mejores resultados a la hora de entrenar.

Cargando comentarios de Facebook...