Cómo combatir la ansiedad y el estrés con ejercicio físico

Cómo combatir la ansiedad y el etrés con ejercicio físico

Llegó el otoño. Los niños regresaron a la escuela, tú has retomado la vida laboral y, poco a poco, los paseos en bicicleta, las cenas en terrazas con amigos y el olor a protector solar comienzan a ser un recuerdo nostálgico. ¡Pero no todo está perdido! Aún estás a tiempo de planificar una rutina de deporte para combatir la ansiedad, antes de que ésta o el estrés se instalen en tu agenda.

Existen muchos motivos para hacer actividad física. Además de ser una solución eficaz para resolver el exceso de disfrute durante el verano —esos kilos de más que recuerdan lo bien que te lo has pasado—, el deporte también es un gran remedio para combatir el estrés y la ansiedad.

Numerosos estudios científicos explican los beneficios fisiológicos de practicar deporte con regularidad: entre otros, previene enfermedades, controla el sobrepeso, fortalece huesos y músculos, y mejora tu condición física. Pero, a su vez, hacer ejercicio físico te aporta beneficios psicológicos y sociales. Por ejemplo, está demostrado que practicar yoga durante 20 minutos  al día puede mejorar la concentración y, en general, las funciones cognitivas.

Para muchos, la semana está marcada por una necesidad constante de cuadrar horarios, diligencias, reuniones y compromisos. Por eso, la premisa de “estar en forma” ya no solo se refiere a mantener un estado físico saludable, sino también a cuidar tu salud psicosocial. Con tantas exigencias en el menú del día, es importante que destines parte de tu tiempo a practicar actividades que sumen puntos en este sentido.

Qué es el estrés y cómo combatirlo

Cómo combatir la ansiedad y el etrés con ejercicio físico

El estrés es una respuesta de nuestro organismo para hacer frente a una situación percibida como amenazante o que exige mayor demanda que la habitual. Por otra parte, la ansiedad es la sensación de angustia que aún permanece cuando la situación estresante ya ha desaparecido.

Para lidiar con el estrés, tu cuerpo libera hormonas. Así, tu estado de alerta crece, los músculos se tensan y aumentan el pulso. A corto plazo, estas reacciones son eficaces para responder al desafío de turno. El problema llega cuando no logras reestablecer los valores normales, y el estado de alerta se mantiene más allá de que el peligro haya desaparecido.

Bien, ahora te preguntarás “¿de qué manera puedo combatir el estrés o la ansiedad sin recurrir a pastillas o a tratamientos específicos?”. Pues una solución integral y económica es practicar deporte. Cuando realizas actividad física, tu mente produce endorfinas, unas sustancias que bloquean la sensación de dolor y que están relacionadas con respuestas emocionales placenteras. También mejoran tu habilidad para dormir, lo que, a su vez, reduce el estrés.

Expertos y estudios científicos demuestran que practicar actividad física aeróbica con regularidad disminuye los niveles de tensión, mejora y estabiliza el estado de ánimo, y aumenta la autoestima. Por su parte, los psicólogos que estudian cómo el deporte alivia la ansiedad y la depresión opinan que un paseo de 10 minutos puede ser tan positivo como una sesión de gimnasia de 45 minutos. Si bien los efectos pueden ser temporales, ellos demostraron que una caminata enérgica puede proporcionar varias horas de alivio —algo así como tomarte una aspirina contra el dolor de cabeza—.

¿Cuál es tu deporte favorito?

Cómo combatir la ansiedad y el etrés con ejercicio físico

Las opciones a la hora de escoger una actividad física que te agrade son ilimitadas. ¿Eres de los que prefieren apuntarse en un gimnasio? Además de encontrar una oferta variada de clases, máquinas y actividades, allí también podrás conocer a personas que probablemente te motiven para continuar con tu plan saludable. O tal vez lo tuyo sea la actividad al aire libre, salir a correr con un grupo de amigos, hacer una caminata enérgica con tu perro, patinar o practicar deportes de aventura, como la escalada, el remo u otra actividad náutica.

Se recomienda escoger una actividad que se adapte a tu personalidad, tus necesidades y metas. Lo importante es que descubras cuál es la actividad física que disfrutas, sea la que sea, y que la practiques con cierta regularidad. Si tu día a día implica tratar con muchas personas, tal vez prefieras hacer deporte en solitario. Del mismo modo, no tendría mucho sentido participar en una competición si esta te genera malestar o tensión por querer ganar. El objetivo es que te distiendas, que pases un buen momento y que repitas.

Algunas recomendaciones de los expertos en fitness

Cómo combatir la ansiedad y el etrés con ejercicio físico

Para reducir la ansiedad. Elige deportes aeróbicos en lugar de los anaeróbicos, como natación, bicicleta o caminar. Está demostrado que son más efectivos para calmar la ansiedad. Intenta practicar esta actividad acompañado o con tu playlist preferida para darle un descanso a tu mente.

Para relajar el cuerpo. Cuando haces deporte, las endorfinas que libera tu cerebro son las encargadas de que luego te sientas relajado y satisfecho. Alcanza esta relajación, que puede durar entre 90 y 120 minutos, con una caminata, ejercicios de estiramiento o una meditación de yoga.

Para mejorar la autoconfianza. Si lo que quieres es estar en forma para sentirte cómodo y contento con tu cuerpo, prueba correr a una velocidad constante o hacer ejercicio físico con un entrenador personal.

Para liberar negatividad. Algunas veces lo que deseamos es liberar el estrés mediante ejercicios de alta intensidad. Vamos, ¡dar golpes hasta el cansancio! El kick-boxing, los entrenamientos por intervalos o deportes con raqueta y pelota pueden ser una buena manera de liberar disgustos o enfados.

En resumen, aprovecha este momento del año de página en blanco para plantearte nuevos hábitos saludables. Mantén una dieta equilibrada y practica tu deporte favorito para prevenir o combatir los signos de ansiedad y estrés. Además de ponerte en forma, dormir como una marmota y distraerte de tus obligaciones, te sentirás mejor contigo mismo.

 

Cargando comentarios de Facebook...