Cómo ponerse en forma después del verano

Cómo ponerse en forma despues del verano 1

“Se acerca el invierno”, y el fresco de la tarde hace que te plantees si quieres regresar a casa para practicar un poco de sofing o si mejor haces algo de deporte. Suponiendo que eres de los que piensa —y practica— que comer y beber son grandes placeres ancestrales, tal vez sea momento de plantearte cómo ponerse en forma después del verano y recuperar la línea por la que tanto trabajaste antes del verano.

Y es que, aunque disfrutemos de hacer actividad física, cuando llegan estos primeros fríos, es inevitable sentir la tentación de esconderse bajo una manta para inaugurar la temporada de Netflix. Pero, por suerte, esas copas y cenas que tanto disfrutamos con amigos hoy nos incitan a afrontar con valentía la vuelta al gimnasio después del verano.

 10 consejos para encarar la vuelta al gimnasio

Reunimos unas cuantas ideas y consejos para darte ese último empujón que te apartará de tu sofá preciado… ¡al menos durante unas horas! 

  1. Planifica tus horarios y crea una rutina

Vale, puede suceder que la palabra “rutina” te crispe la piel o te desanime, pero lo cierto es que asignar horarios a tu plan de ejercicios te ayudará a retomar el hábito. Haz uso de todos tus medios: agrega recordatorios en tu móvil, pega autoadhesivas en la nevera, pinta con rotulador tu calendario de papel o busca un cómplice para ejercitarte. Recuerda, la meta es vencer esos 10 minutos otoñales de indecisión.

  1. Escoge actividades variadas

Que planees una rutina no significa que tengas que practicar el mismo deporte cada día. Podría suceder que te mueras de aburrimiento y no de cansancio. Este es el terreno en donde quieres usar la imaginación y explorar las opciones que te resulten atractivas. Además, cuanto más variadas sean las actividades, tu semana será más estimulante.

  1. Practica deportes que disfrutes

Si eres de los que hace ejercicio, sobre todo, para cuidar la línea, tranquilo: no estás solo. Pero eso no significa que tengas que apuntarte a clases que detestas, pero que te ponen como guardián de la bahía. Encuentra la actividad que se ajuste a tu estilo de vida y a tus intereses para que hacer deporte no sea un deber, sino un placer.

  1. Descubre nuevas actividades

No todo se trata de running, levantar pesas o apuntarse a una clase de zumba. Si eres de los osados, existen muchas actividades que tal vez no has probado y que, además de poner en marcha músculos que seguro ni sabías que existían, podrían convertirse en tu nueva pasión. ¿Quieres algunas ideas? Prueba la aventura con algunos de estos deportes: buceo, patín a vela, paddle surf, skate, escalada o boxeo.

  1. Recurre a la creatividad

Tal vez tu calendario se parezca más a un sudoku que a un calendario. En estos casos es indispensable apelar a la creatividad. ¿No tienes tiempo para una caminata por la mañana ni por la tarde? Invita a tu compañero de trabajo a dar un paseo de 20 minutos durante la hora de la comida o crea un grupo de remo con tus amigos para hacer una salida el fin de semana. Llevar una vida activa también es una buena manera de mantenerse en forma.

Cómo ponerse en forma despues del verano

  1. Cambia el coche por la bicicleta

Si coges el coche para ir al trabajo o si vas en transporte público, intenta aparcar o bajarte del tren unos veinte minutos antes de llegar a destino y termina tu trayecto en bicicleta o andando. Además de cumplir con parte de tu cuota de ejercicio semanal, comenzarás el día con más ánimo y mucho más despierto.

  1. Define metas y recompensas

Los desafíos se vuelven más dulces si nos prometemos una recompensa. ¿Qué tal una sesión de masaje si cumples con tu meta de ejercitarte 3 días a la semana? Si te entusiasmas, tal vez te regales un viaje o unas entradas para un concierto. Pruébalo, no tienes nada que perder y ¡mucho por ganar!

  1. 21 días para crear un hábito

Varios estudios indican que son necesarias 3 semanas para crear un nuevo hábito. Es decir, 21 días es lo que necesitas para que tu vuelta al gimnasio se convierta otra vez en parte de tu rutina. ¿Y si te propones metas semanales y conviertes el reto en una carrera de recompensas?

  1. Haz ejercicio en casa

Tanto si dispones de poco tiempo como si haces y deshaces a tu antojo, practicar ejercicio en casa siempre es una gran alternativa. Así, te olvidarás de vestirte con la ropa apropiada, de contar con todo el material que necesites o de sufrir el mal tiempo. Si dispones de espacio suficiente, incluso podrías pensar en instalar una máquina de fitness.

Ponerse en forma en el gimnasio

  1. Restablece el orden en tu alimentación

Si bien hacer ejercicio es casi imprescindible para ponerte en forma después del verano, también es importante que lo complementes con una alimentación equilibrada y nutritiva. Hoy existen muchas aplicaciones con videos de recetas fáciles y deliciosas con ingredientes exóticos. Úsalas para que cocinar no sea un deber tedioso. Si no dispones de mucho tiempo, una buena idea es preparar comidas una o dos veces por semana y dejar porciones congelada.

Cargando comentarios de Facebook...