10 consejos para no abandonar el gimnasio

Los gimnasios lo tienen calculado. Cuando acaba el verano, viene una avalancha de personas que se quieren dar de alta. Al principio todos tienen buenas intenciones pero, a medida que se acercan las dificultades, abandonan sus rutinas. La mayoría traen la melodía bien estudiada y cuando les preguntas porqué no tienen más constancia te vienen con canciones tan populares como: que si este año voy en serio, que si sólo me falta más motivación para ir al gimnasio, que si tengo que forzarme para hacer más deporte…

Pero tu caso no es así. Tú no quieres rendirte a mediados de noviembre, porque tu propósito es firme. Seguramente, has acabado en este post empujada por ese ímpetu de empezar (y acabar) a tope un nuevo curso en el gimnasio. Bien, no te preocupes. Estás en buenas manos. Si realmente quieres tomarte esto en serio vas a descubrir los mejores consejos para llegar al éxito.

Misma rutina

Procura trabajar cada día distintos grupos musculares. Es bueno que te marques un plan de acción en el que cada día de la semana tengas asignado un grupo muscular concreto. Un error muy común es apuntarse al gimnasio sólo para atender a una clase de aérobic determinada. Y es que el zumba y body pump han hecho mucho daño. Que sepas que basar tu actividad física únicamente en este tipo de actividades no es la mejor opción. La clave está en variar. ¿Verdad que no comes ensalada todos los días?

Prueba con las pesas

Es radicalmente cierto que hombres y mujeres somos diferentes físicamente. Y es, precisamente porque somos diferentes que debes evitar tener tu espejo en los hombres. Aunque no por ello debes rehuir de todas las actividades físicas que ellos hacen como las pesas o las máquinas de musculación. Las pesas es la mejor manera para conseguir definir zonas especificas de tu cuerpo. Existe el temor infundado en que realizar muchos ejercicios de pesas te harán ganar demasiado músculo. Eso no es del todo cierto ya que las mujeres tenemos menos cantidad de testosterona y tardamos más en ganar músculo.

levantar pesas-gimnasio-chica-fitness

Ten control de tu progreso

Las hay que van al gimnasio como si se tratase de un evento social. Se hacen fotos y hablan mientras se sientan en las máquinas. Como sospechabas, eso no es lo mejor. Es fundamental tener una rutina controlada y ser metódicas. Concéntrate en cómo haces los ejercicios y de controlar cuánto estás mejorando. Es la mejor motivación que puedes tener.

Repón energías

Después de una actividad intensa tu cuerpo necesita “gasolina”. No tengas miedo en darle proteínas o alimentos más calóricos a tu cuerpo. Tomar batidos o suplementos alimenticios pueden ayudar a tener una mejor recuperación.

Calentar y estirar

Típica actividad ninguneada tanto por hombres como por mujeres. Calentar bien antes de empezar tu rutina deportiva reduce, drásticamente, el riesgo de contraer lesiones. Puedes empezar tu entreno con actividades de cardio de baja intensidad como cinta de correr o el ciclo indoor. Tampoco te olvides de estirar los músculos antes y después de cada entreno.

chica-fitness-estirar-gimnasio

Busca buenas influencias

Es bueno que sepas qué clase de eslóganes debes evitar para desmarcarte de entre las que no van en serio con lo del gimnasio. Evítalas porque son una influencia negativa para tu motivación. Las diferenciarás porque ellas tienen una serie de frases muy reconocibles como “yo sólo quiero perder peso”, “no busco tantos músculos” o “yo sólo voy a clase de zumba”.

No te obsesiones con los abdominales

Típico. Llegas al gimnasio y te encuentras a media docena de chicas estiradas en el suelo haciendo todo tipo de abdominales. Es cierto que el principal objetivo para muchos de los que se apuntan al gimnasio es conseguir un vientre plano y bonito. Pero, créeme, machacarse con los abdominales no es la mejor opción para conseguir el six pack. Lo más importante es llevar a cabo una dieta hipocalórica.

Postureo

Hay que verse estupenda siempre, pero es importante no confundir la vanidad con la comodidad. La mejor ropa para el gimnasio es la que te haga sentir más cómoda para hacer deporte. Por ejemplo, para actividades físicas intensas es muy agradable utilizar camisetas técnicas en vez de camisetas de algodón, que transpiran peor.

tacones-fitness-postureo-gimnasio

Ególatras

Cuando lleves un par de meses con tu rutina deportiva y empieces a notar los resultados, no te lo creas demasiado. Recuerda que en esto del fitness no tienes un rival concreto. Simplemente, se trata de bienestar. Además, la euforia suele inducirnos a cometer errores que llevan a lesiones.

Ponerse objetivos inalcanzables

Muchas veces te verás desanimada y desmotivada porque, aunque cumplas todos los consejos y seas estricta con tu rutina, no consigues los objetivos esperados. Quizás es porque esos objetivos son a muy largo plazo o, simplemente, irreales. Céntrate en marcarte metas pequeñas cada día y así mantendrás a tope tu motivación.

Delfina Casanova

Licenciada en Periodismo, bloggera de profesión y amante del deporte por afición. Desde que tengo uso de razón, nada me gusta más que hacer deporte y cuidar la línea. Por eso, con los años, he ido volcando mis conocimientos prácticos y teóricos sobre ciclismo, running, gimnasia artística y, principalmente, ejercicios cardiovasculares y de tonificación muscular en gimnasios, en diferentes blogs de fitness y salud.

Cargando comentarios de Facebook...