¡Añade semillas de Chía a tus recetas fit!

¿Qué son las semillas de chía y por qué no dejo de escuchar su nombre?

Hace poco hablamos de los 5 alimentos de tendencia del 2016, y hoy os tramos el sexto, y, quizá, el más revolucionario: las semillas de chía.

Semillas de chía

Las semillas de chía (Salvia Hispanica) son un “superalimento” arcaico que ya usaban los mayas y aztecas como planta medicinal y fuente de energía. Actualmente se ha creado mucho revuelo a su alrededor, y no es de extrañar, ya que sus propiedades son sorprendentes: altas en proteínas, fibra, calcio, antioxidantes y omega-3. Sólo con dos cucharadas de chía, consigues 11 gramos de fibra, 4 de proteína y 5 gramos de omega-3.

Son ideales para incluir en gran cantidad de recetas. Puedes, por ejemplo, esparcirlas encima de una ensalada o cereales para añadir algo crujiente; o crear el llamado “gel” de chía. Éste se consigue dejando las semillas de chía en remojo durante unas horas para que absorban el líquido (agua o leche) y creen una especie de pudin o gel. Es muy versátil y se puede tomar por sí solo, en un batido con frutas; o dentro de otras recetas, como, por ejemplo, para hacer pasteles esponjosos.

¿Cómo puedo introducirlas en mi dieta?

Hay muchas manera sencillas de introducir las semillas de chía en tu dieta. Lo ideal, para empezar, son los boles de chía para desayunar; llenos de fibra y proteínas para mantenerte lleno y enérgico durante más tiempo. Además, son perfectos si tienes poco tiempo por la mañana; ya que aguanta hasta 5 días en la nevera, por lo que puedes hacer una gran cantidad la noche del domingo e ir desayunándolo durante la semana.

Bol de chía con leche de almendras para desayunar:

Bol de chía para desayunar con frutas

Ingredientes (para 2 personas)

  • 500 ml de leche de almendras
  • 50 gramos de semillas de chía
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1-2 cucharadas de miel o néctar de agave
  • Frutas de temporada y frutos secos

Preparación

  1. Incorpora la leche de almendras, las semillas de chía, vainilla y miel o agave en un bol; hasta que quede bien combinado y empiece a espesar. Guárdalo tapado en la nevera durante la noche (o al menos durante una hora).
  2. A la mañana siguiente, mezcla bien el pudin. Puedes añadir un poco de agua si es demasiado espeso. Añade fruta y frutos secos a tu gusto y ¡disfruta!

Otra opción ideal para incorporar las semillas de chía son los pasteles y cualquier receta horneada, ya que ayudan a humedecer el pastel y que quede esponjoso.

Bizcocho de limón y semillas de amapola:

Bizcocho de chía, amapola y limón

Ingredientes (para 1 bizcocho)

  • 160 gramos de harina
  • 12 gramos de levadura en polvo
  • 4 gramos de bicarbonato
  • 2 gramos de sal
  • 170 gramos de aceite de coco
  • 85 gramos de azúcar
  • 2 huevos enteros
  • 1 yema de huevo
  • 170 gramos de yogur
  • 30 gramos de semillas de amapola
  • 25 gramos de semillas de chía
  • Piel de 2 limones
  • Vainilla al gusto
  • El jugo de 1 limón y 1/2
  • 60 gramos de azúcar

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 175ºC.
  2. Ponemos mantequilla y harina en la fuente para horno para evitar que la masa se pegue.
  3. Mezcla la harina, levadura, bicarbonato y sal.
  4. Bate el aceite de coco y el azúcar hasta que quede cremoso, introduce los huevos poco a poco y añade la piel de limón, las semillas de amapola y de chía y la vainilla.
  5. Mezcla la mitad de los ingredientes secos con los líquidos y añade el yogur. Cuando esté todo combinado, añade el resto de la harina hasta quedar una mezcla homogénea.
  6. Hornea durante 45-50 minutos o hasta que un palillo salga limpio.
  7. Mientras se hornea, es el momento de hacer el sirope de limón: calienta el zumo de limón y el azúcar hasta que llegue a bajo hervor. Tan pronto como el bizcocho salga del horno, añade el sirope encima a cucharadas y déjalo reposar durante unas horas o toda la noche.

Finalmente, queremos que sepas que la chía no sólo sirve para batidos y postres, sino que puedes incorporarla en tu comida del día a día: descubre cómo gracias a esta sencillísima receta de arroz integral, que queda mejor aún con arroz del día anterior, ¡para que no tires nada!

Arroz integral “pegajoso” con chía y huevo frito:

Arroz pegajoso integral con huevo frito y chía

Ingredientes (para 2 personas)

  • 120 ml de caldo vegetal bajo en sodio
  • 1 cebolleta, cortada diagonalmente, con la parte blanca y la verde separadas
  • 2 cucharadas y 1/2 cucharada extra de semillas de chía
  • 200 gramos de arroz cocido frío integral
  • 1 cucharadita y media de aceite de sésamo
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada de salsa de soja

Preparación

  1. En una cazuela pequeña, mezcla el caldo, con la parte blanca de la cebolleta y 2 cucharadas de las semillas de chia. Déjalo durante unos 20 minuto
  2. Hazlo hervir en fuego fuerte. Añade el arroz y mezcla durante unos 30 segundos. Cúbrelo, reduce el fuego al nivel bajo y cocínalo durante unos 4 minutos para que el arroz se caliente y quede pegajoso.
  3. Mientras, calienta el aceite en una paella en fuego medio, añade los huevos y fríelos al gusto.
  4. Divide la mezcla de arroz en dos boles y pon un huevo frito encima de cada uno. Puedes esparcir un poco de salsa de soja, las semillas de chía y la parte verde de las cebolletas. ¡Sírvelo inmediatamente y disfruta!

Esperamos que estas sencillas recetas  te animen a probar las semillas de chía. ¡Seguro que te sorprenderán!

 

 

Delfina Casanova

Licenciada en Periodismo, bloggera de profesión y amante del deporte por afición. Desde que tengo uso de razón, nada me gusta más que hacer deporte y cuidar la línea. Por eso, con los años, he ido volcando mis conocimientos prácticos y teóricos sobre ciclismo, running, gimnasia artística y, principalmente, ejercicios cardiovasculares y de tonificación muscular en gimnasios, en diferentes blogs de fitness y salud.

Cargando comentarios de Facebook...