Trucos para conseguir un vientre plano

Si queremos olvidarnos de esos centímetros de más que tenemos en la barriga no podemos esperar a que se vayan por arte de magia pero, aunque no existen productos milagrosos para conseguir un vientre plano, podemos lograrlo con esfuerzo y constancia. Debemos tener en cuenta dos elementos importantes a la hora de perder peso: la alimentación y el ejercicio físico. En este post nos ocuparemos de darte trucos para perder peso de forma saludable y hablaremos de ambos.

Alimentación

Cambiar nuestros hábitos a la hora de comer es muy importante si queremos adelgazar. Esto no significa que debamos comer menos, sino que  tenemos que acostumbrarnos a seguir una dieta equilibrada. Para empezar, eliminar comidas no sirve para nada; al contrario. Deberíamos comer cantidades un poco más reducidas unas cinco o seis veces al día en vez de comer mucho tres veces. Así conseguiremos que nuestro metabolismo se mantenga activo y además tendremos menos antojos.

Mujer midiendo su vientre con una cinta métrica y con comida sana sobre la mesa

 

Dieta sana

Como hemos dicho, para adelgazar y sentirnos bien físicamente debemos seguir una dieta equilibrada. Se recomienda mucho comer bastante fibra, ya que una dieta baja en fibra puede causar distensión abdominal y hacer que la grasa aumente en esa zona. Además, ayuda a la digestión y hace que nos sintamos mejor. Podemos consumirla comiendo frutas, verduras y cereales, por ejemplo.

Pero, ¡no podemos comer sólo fibra! Si lo hacemos podemos encontrarnos mal, ya que un consumo excesivo suele provocar gases y otras molestias. Debemos comer un poco de todo. La proteína magra, por ejemplo, promueve el desarrollo muscular y ayuda a quemar la grasa. Hay alimentos que la contienen que están riquísimos, como el pescado blanco, el atún natural, las lentejas o el huevo. También se recomienda comer carne, consumir productos lácteos y algo de carbohidratos. Sí… ¡carbohidratos!

Cesta de alimentos saludables

¿Puedo comer carbohidratos?

Seguro que hemos oído alguna vez que si queremos adelgazar debemos eliminar los carbohidratos de nuestra dieta. Eso no es verdad del todo. No son veneno, no van a hacernos daño, pero debemos ir con cuidado. Siempre viene bien comer un poco de todo (a eso nos referimos con dieta equilibrada), pero sí es cierto que deberíamos comer carbohidratos menos días a la semana e intentar hacerlo por la mañana o al mediodía. Si un día a la semana comemos pasta no pasa nada, y si otro desayunamos un bocadillo, tampoco. Lo peor que podemos hacer es obsesionarnos con una dieta que no somos capaces de cumplir. A veces es preferible tardar un poco más en perder peso pero luego mantener la figura deseada, sin efectos rebote.

Lo más importante es conseguir un buen equilibrio entre los alimentos que tomamos. Viene muy bien hacerse un horario de comidas e intentar seguirlo, además de intentar que sean 6 y no 3 las veces que comemos al día.

Espaguetis a la boloñesa

Adiós al fast food

Muchas veces lo que más nos apetece en el mundo es comernos una hamburguesa de McDonnalds o acabar de una sentada con una caja de galletas de chocolate. Pero no. Ni es sano ni nos ayudará a perder peso, al revés. Es verdad que hay que comer de todo y no obsesionarse con la dieta, pero reducir el nivel de grasas que consumimos es uno de los esfuerzos que debemos hacer si deseamos adelgazar y tener unos hábitos más saludables. Así que, adiós a los fritos, a la bollería, a los refrescos azucarados y a la comida rápida.

Hamburguesa con patatas

Bebe mucho agua

El agua ayuda a tu cuerpo a mantenerse hidratado y a limpiarse por dentro. Siempre viene bien beber mucho agua, pero en el caso de personas que están intentando llevar una vida más sana o perder algo de peso, lo ideal es beber 2 litros al día. Al principio puede parecer mucho, pero uno se acaba acostumbrando. No hace falta forzarse ya que, si bebemos mucho de golpe puede sentarnos mal. La idea es intentar hidratarse más a menudo e ir cogiendo el hábito poco a poco. ¡Verás como al cabo de unas semanas haces desaparecer los dos litros sin darte cuenta!

Mujer bebiendo agua después de hacer ejercicio

 

Ejercicio físico

El segundo punto importante a la hora de perder peso es hacer deporte. Es muy importante ejercitar el cuerpo para quemar las calorías que ingerimos y estar en forma. Además de ser un hábito muy sano, evita que se acumule la grasa no sólo en la zona del vientre, sino en todo el cuerpo.

Para quitarte esos centímetros de más de la barriga, antes de nada debes saber que ejercitando sólo la zona del abdomen será difícil que lo consigas. Esto ocurre porque, en general, la reducción localizada de grasa no funciona. Si ejercitamos sólo un grupo de músculos no conseguiremos reducir la grasa que hay en esa zona, así que lo que tenemos que hacer es combinar ejercicios abdominales con otros que ejerciten el resto del cuerpo. Viene muy bien andar, correr, ir en bicicleta o hacer ejercicios como el zumba o el aerobic.

De todos modos, te proporcionamos dos rutinas para trabajar la zona del abdomen. Si las combinas con otro tipo de ejercicio y con una alimentación sana podrás conseguir un vientre plano.

Rutina 1 para conseguir un vientre plano

Rutina 1 para conseguir un vientre plano

Cargando comentarios de Facebook...