5 ejercicios para tonificar los músculos internos

Esculpir totalmente las piernas no es tarea fácil. Esa parte del interior superior de la pierna que se resiste a seguir la misma evolución que el resto del cuerpo, es de las más complicadas.
También sabemos que el fortalecimiento de este grupo muscular es la clave para conseguir un cuerpo sexy.

Descubre la receta secreta para esculpir unas piernas de acero.

1. Cinta de piernas lateral

Este ejercicio puede parecer pequeño, pero es muy eficaz para los músculos internos de la pierna.
Además tendrás un poco de entrenamiento para el centro de tu cuerpo (musculatura profunda de abdomen y espalda). Porque contrarrestan el movimiento de las piernas.

  • Pose A: Acostada en el suelo sobre el lado izquierdo, poner la cinta elástica alrededor de los dos tobillos. Con el brazo izquierdo debajo de la cabeza en reposo y el brazo derecho en el suelo delante del pecho.
  • Pose B: Sin mover ninguna otra parte del cuerpo, levantar la pierna derecha tan alto como se pueda. Mantener en suspensión un segundo y bajar la pierna hasta volver a su posición inicial.

musculación interna

2. Sentadillas con pesa

Este movimiento trabaja todos los músculos de la parte inferior del cuerpo.

  • Pose A: Sosteniendo una pesa en vertical junto al pecho, con las dos manos situadas en la cabeza de la mancuerna. Bajar el cuerpo empujando la cadera hacia atrás y doblando las rodillas.
  • Pose B: Parar cuando los muslos estén en paralelo al suelo (ángulo de 90º), empujar hacia arriba para recuperar la posición inicial.

musculación interna

3. Embestida lateral

Este ejercicio va dirigido a los aductores y a los músculos internos del muslo, gracias al movimiento de lado a lado. Además tonifica los glúteos.

  • Pose A: Colocar las manos encima de las caderas, con los hombros hacia atrás y con una posición tan recta como sea posible.
    Hay que levantar el pie izquierdo y dar un gran paso hacia la izquierda, al mismo tiempo que se empuja la cadera hacia atrás y se deja caer el cuerpo sobre la rodilla izquierda doblada.
  • Pose B: Hacer una pausa y empujar rápidamente hacia arriba, para volver a la posición inicial.

musculación interna

4. Cable entre las piernas

Este ejercicio trabaja los isquiotibiales y los aductores. Además ayuda hacer unos glúteos redondos.

  • Pose A: Ajustar las manijas de la cuerda a la polea baja de la máquina de cable. Coger un extremos de la cuerda con cada mano estando de pie y con la espalda hacia las pesas. Hay que doblar la cadera y las rodillas hasta bajar el torno en un ángulo de 45 grados (al suelo).
  • Pose B: Empujar las caderas hacia delante, elevando el torno hacia atrás. Recuperando la posición inicial.

musculación interna

5. Sentadillas de sumo

Este ejercicio hace trabajar a los muslos internos, aductores, glúteos, isquiotibiales, núcleo y hombros.

  • Pose A: Coger una mancuerna pesada con las dos manos sujetando la cabeza con cada mano, mantener el peso con los brazos extendidos delante de la cintura, con las piernas separadas y los pies en paralelo a los hombros. Apretar los músculos abdominales y bajar el cuerpo tirando hacia atrás las caderas y doblando las rodillas, bajando los brazos hasta llegar a formar un ángulo de 45 grados y estirando los brazos.
  • Pose B: Hacer una pausa y empujar para subir y recuperar la posición inicial. Subiendo el cuerpo, estirando las rodillas y doblando los brazos.

musculación interna

Cargando comentarios de Facebook...