8 motivos secretos para amar el gimnasio

Realizar ejercicio y disfrutar de la parte de “fitness”, no es el único motivo por el cual un gimnasio se vuelve tan atractivo.

Una vez apuntados y pagada la cuota, las ganas de entrenar y de rodearse de las máquinas de cardio y otros aparatos no son siempre las mismas. Pero esto no quita que se pueda seguir disfrutando del Gym de una manera más creativa.

Además de entrenar el cuerpo y prevenir problemas de salud, es posible sacar provecho de la cuota mensual y disfrutar de ciertos beneficios adicionales que el gimnasio nos ofrece:

clase fitness

1. Permite descansar de los niños, gratis

Si es verdad, técnicamente no es gratuito ya que se está pagando una cuota mensual, pero comparado con el precio normal de una guardería, podría considerarse como tal. Aunque llegar hasta el gimnasio no siempre esté acompañado de ganas de hacer ejercicio, esto permite tener un descanso de la maternidad, relajarse y dedicar un precioso tiempo al cuidado personal.

2. Toallas limpias (y varios artículos de tocador)

¿Quién no desearía contar con ropa limpia, toallas y ropa de cama sin gastar grandes cantidades de detergente, jabón y por supuesto, tiempo? Por suerte, el vestuario del gimnasio tiene un hada mágica (o empleados serios con una lavadora industrial) que suministran constantemente interminables pilas de toallas limpias. También es posible encontrar bastoncillos para las orejas, lociones, lazos para pelo, champús, cepillos de pelo y máquinas de afeitar gratuitas. ¡Una oportunidad imposible de desaprovechar!

gimnasio vestuario

3. No echarás de menos el cable

La bicicleta estática con televisor es la mejor manera para entrenar viendo vídeos hasta aburrirse. Películas, series, clásicos y toda una programación que nada tiene que envidiarle a Netflix o a HBO. Conseguir un impulso de endorfina y un mayor rendimiento puede ser mucho más fácil a partir del entretenimiento y la motivación de nuestro actor o actriz favorito. Mientras tanto, el ciclismo colabora con el estado de salud.

4. Disfrutar simplemente de un batido

¿Por qué un poderoso zumo o batido tiene que seguir siempre a una rigurosa sesión de sudor y entrenamiento forzado? ¿O es que acaso una no puede acercarse al gimnasio para beber uno? Sí, puede. Quizás sea la única persona en las instalaciones que no lleva ropa deportiva y que tiene zapatos de tacón, pero vale la pena las miradas extrañas para conseguir uno de esos deliciosos batidos. Nadie conoce y prepara los batidos de frutas como quien se encuentra detrás del mostrador en el bar de zumos de fitness 24 horas.

bebida gym

5. Cuando tienes que ir, tienes que ir

El camino del trabajo a casa puede volverse demasiado extenso y el almuerzo comenzar a asentarse. La necesidad de una instalación sanitaria limpia es muy fuerte y las estaciones de servicio o McDonalds no son la mejor opción. Este es el momento en que el gimnasio, mejor dicho su baño, se convierten en un gran beneficio y ventaja. El hecho de no tener planeando trabajar hoy no significa que no se pueda disfrutar de la ventaja del vestuario de damas.

6. Tinder no funciona

Aunque no siempre lo tengamos en cuenta, una manera alternativa de conocer a alguien es mediante la búsqueda de actividades comunes. Así que ¿por qué no tratar de conocer a un novio / novia en el gimnasio? No hay nada malo en tratar de encontrar a alguien a quien le gusta mantenerse en forma. Más allá de las redes sociales, el gimnasio ofrece una gran oportunidad para conocer nuevas personas, interesadas por la actividad física y el bienestar.

disfrutar del gimnasio

7. El gimnasio como excusa

Participar en una clase o dedicarse a una rutina puede ser la mejor excusa para evitar un gran proyecto del trabajo, hacer gestiones varias o limpiar la casa. Hacer ejercicio es una gran alternativa para no hacer lo que sea que se debería realmente hacer. Lo mejor es que nadie puede discutirlo porque, como ya sabemos, es bueno para su salud. Ahora tendrás excusa para no perder el tiempo limpiando la bañera o fregando el horno el domingo por la tarde, porque para ti ya es imposible saltarse la clase de yoga.

8. Aprovechar el agua limpia

Tomar duchas en el gimnasio también es una manera de aprovechar sus beneficios y además de permitirse un momento personal y exclusivo. Es probable que la bomba del calentador de agua de nuestra casa no esté funcionando del todo bien o que la factura del agua se haya incrementado de nuevo. Por eso, además de quitar un poco el estrés y ahorrar dinero, tomar un baño en el gimnasio permite relajarse y ganar tiempo.

Los gimnasios cuentan con un plus y con beneficios extras que muchas veces disfrutamos sin darnos cuenta. La cuota mensual no incluye solamente las horas de cardio o bicicleta, sino que nos permite aprovechar todas las instalaciones y los recursos que ofrece. ¡A disfrutarlos!

Cargando comentarios de Facebook...