9 propósitos profesionales a tu alcance para llevar una vida fitness

En teoría, los propósitos de año nuevo son siempre buenas ideas. Se suelen reevaluar ciertas cosas, hacer cambios y establecer prioridades. Pero después en la práctica, muchos de los objetivos fitness que nos hemos marcado el 1 de enero, se convierten en decepciones y sentimientos de auto-derrota. La solución no está en dejar de plantearse metas, sino trazarse objetivos más alcanzables.

Según Jessica Matthews -senior en fitness y salud del Consejo Americano de Ejercicio y profesora asistente de Ciencias de la Salud y el Ejercicio en la Universidad de Miramar en San Diego- antes de trazarse cualquier objetivo, es necesario reconocer cuáles son las aptitudes y limitaciones personales.

«Es importante tener un conocimiento real de en qué situación te encuentras actualmente en términos de salud y estado físico». «Mientras que muchos propósitos tienen que ver con hacer un cambio positivo en relación a la salud, muchas veces se establecen metas sin tener demasiado en cuenta desde dónde se está partiendo. Ser honesto contigo mismo y reconocer cuál es tu realidad actual respecto al fitness te permitirá establecer metas realistas y alcanzables», según Matthews.

Por ello, hemos reunido en este artículo algunos consejos y propósitos factibles de la mano de expertos del fitness.

1. Haz la plancha

Plancha
“Un propósito muy factible que la mayoría de la gente podría cumplir es proponerse hacer la plancha durante un minuto cada mañana inmediatamente después de salir de la cama. Si puedes dedicarle un minuto al cepillado de dientes, entonces también puedes dedicárselo a entrenarte. La plancha es uno de los mejores ejercicios que conozco: no sólo trabaja todos los músculos del torso, sino que también ejercita tu cuerpo entero. Comienza con treinta segundos hasta llegar al minuto. Hacer esto cada mañana te hará mantenerte activo todo el día”.
Kristin McGee, instructora célebre de yoga y pilates

2. Sé inteligente

rutinas-a-tu-alcance
“Fíjate una meta inteligente, esto es, específica, mesurable, alcanzable y realista. Tomar tres clases de Crossfit a la semana durante dos meses es un buen inicio. Si transcurridos los dos meses alcanzaste tu meta, recompénsate a ti mismo con algo que desees, como por ejemplo un masaje. De la misma manera que estableces tus objetivos a principio de año, haz lo mismo con tus recompensas. De esa forma, en cualquier momento que sientas necesidad de abandonar, tendrás el incentivo de la dulce recompensa que está por llegar”.
Collette Stohler, experto en fitness y autor del libro The Intuitive Athlete y blogger de HuffPost

3. Encuentra el punto medio

Punto medio
“Olvídate del tan común ‘todo o nada’. Para mucha gente, los propósitos implican ir de la nada al todo en un mínimo de tiempo. Si actualmente no estás haciendo ejercicio o lo haces de forma esporádica, no es demasiado realista comprometerte a entrenar una o dos horas al día, seis días a la semana. Y lo peor de todo es que, muchas veces, al no poder alcanzar una meta tan irreal, la mayoría de las personas acaban no haciendo nada”.
Jessica Matthews

4. Estírate hasta alcanzar los dedos de tus pies

estira

«Establecerse un objetivo en relación al rendimiento puede ser mucho más motivador que el objetivo de perder peso. Por ejemplo, una meta de 10 pull-ups diarios o alcanzar a tocarte los dedos de los pies puede generar un cambio saludable de conciencia en tanto te estás centrando en tu rendimiento, y no puramente en la estética. Recuerda que mientras más flexibilidad tengas, serás más hábil en tus movimientos, y en cuanto el cuerpo comience a desempeñarse mejor, la cuestión estética aflorará por sí misma. Piensa en una meta de este tipo que realmente te motive y que te permita disfrutar del proceso”.
Marc Perry, CSCS, ACE-CPT, CEO de BuiltLean

5. Escribe un diario personal

Diario personal
«Soy bastante fanático de los diarios. Lo primero que hago al despertarme por la mañana es abrir mi diario. Leo una frase inspiradora para el día y luego anoto tres respuestas a la pregunta ‘¿Qué convertiría el día de hoy en un gran día?’. Finalmente, escribo mi afirmación positiva del día. Por las noches, abro nuevamente mi diario y escribo tres respuestas a las preguntas ‘¿Cuáles tres grandes cosas ocurrieron hoy?’ y ‘¿Qué podrías haber hecho para que hoy fuera un día mejor?’. Sé que puede sonar bastante tonto, pero esta práctica me ha mantenido concentrado en mis objetivos y en aquellas pequeñas cosas que quiero alcanzar cada día. ¡De lo único que me arrepiento es de no haber comenzado un diario de este tipo antes!”
Ben Greenfield, experto en fitness y triatlón, anfitrión del host Get-Fit Guy

6. Encuentra un compañero

encuentra-un-compañero
“Entrenarse con un amigo promueve la competencia amistosa y te incentiva a superarte. Fijaros metas y tratad de alcanzarlas juntos. Siempre es más fácil cuando sabes que hay alguien esperándote en el gimnasio”.
Rebecca Mahoney, personal trainer certificada y blogger de HuffPost

7. Fíjate un número preciso

fijate-un-numero-preciso
«Uno de los propósitos más comunes es el de perder peso. La pérdida de peso es fácil de medir, en tanto que se hace a través de números. Entonces, fíjate una meta precisa y realista, y decide en cuánto tiempo deseas alcanzarla.
No olvides que, desde un punto de vista fisiológico, hay muchos factores que pueden influir en tu peso corporal. Puede ocurrir que te obsesiones contando calorías y aún así no obtengas la pérdida de peso que desearías. Según mi experiencia, lo que realmente sirve es fijarse metas que se puedan alcanzar, como por ejemplo: ‘Hoy entrenaré esforzándome al máximo’ o ‘Mi próxima comida será sana y en cantidades razonables’. Es importante tener bien claro cuáles son los  factores que podemos controlar y cuáles no”.
Pat Davidson, Ph.D., profesor de ciencias del ejercicio, director de metodología del entrenamiento en Peak Performance, Nueva York

8. No te estreses

Relax
“Procura hacer alguna actividad que te haga sentir bien. No debes estresarte cada vez que empiezas tu entrenamiento. Una pequeña rutina de yoga de cinco a diez minutos cada mañana puede ayudarte a comenzar el día con buen ánimo”.
Tara Stiles, dueña y fundadora de Strala Yoga

9. Diviértete

Diversión
“Mucha gente puede sentirse desanimada e incluso abandonar el entrenamiento cuando el énfasis se encuentra únicamente en la pérdida de peso. Haz la prueba de focalizarte en el placer de ejercitarte. Siéntete orgulloso de ver que tu cuerpo se fortalece. Piensa en el shock de energía que se siente después del entrenamiento. Fíjate objetivos, pero que esos objetivos no dejen de lado el disfrute: si vas a apuntarte al gimnasio tres veces a la semana, ¡no olvides elegir una actividad que te resulte divertida!”
Chris Freytag, experta en fitness, autora de “Get Started with Weight Loss” y blogger de HuffPost

¿Cómo llevas las metas que te propusiste a principios de año? ¡Siempre puedes reformularlas con estos consejos!

Artículo adaptado de Huffpost. Ver el texto original aquí.

Cargando comentarios de Facebook...