Consigue tus objetivos fitness siguiendo estos 7 pasos

Chica estirando en el gym

Cumplir objetivos depende principalmente del camino que se toma para alcanzarlos. Ya sea en una carrera universitaria, el trabajo o cualquier otro proceso. Los pasos programados para alcanzar la meta son los que determinan el éxito.

Del mismo modo ocurre en el mundo del deporte. Nada sucede al azar o por arte de magia, y la mejor manera de alcanzar los propósitos es cumpliendo con un plan. No importa si los pasos se encuentran bien detallados o sólo sirven de guía, lo fundamental es establecer metas para uno mismo y mantenerse en el camino para llegar a ellas. Con estos son 7 pasos aumentarás las probabilidades de alcanzar tus objetivos fitness:

1. Conocer tus objetivos a largo plazo

Pensar en el futuro es fundamental para poder mantenerse activo y comprometido. Si deseas bajar 30 kilos en los próximos doce meses, un buen método es escribirlo en un papel y colocarlo en un lugar visible para no olvidarlo. Es importante mantener el pacto con uno mismo y ser responsable para alcanzar esa meta.

2. Establezca objetivos a corto plazo

Detallar las metas a largo plazo permite facilitar el modo de llegar a ellas. Los objetivos a corto plazo son esos pasos que te ayudarán a bajar esos 30 kilos de manera paulatina. Un ejemplo es crear calendarios mensuales y semanales detallando pautas como “bajar 1-2 kilos por semana”, siendo siempre razonable con el metabolismo y las condiciones físicas de cada uno.

3. Mantener metas medibles

La mejor manera para poder comprobar que los objetivos se cumplan, es a través de metas con resultados medibles. Una de las claves es hacerlo a partir del peso. Hacer pesajes semanales o mensuales y llevar un registro asegura que las metas, tanto cortas como aquellas a largo plazo, se mantengan activas y en pie. Llevar a cabo un registro permite evaluar el proceso. En caso de que los objetivos a corto plazo no se estén alcanzando, es posible ajustar la dieta o aumentar los ejercicios que se están realizando.

4. Establecer metas alcanzables

Las metas poco realistas sólo llevan al fracaso y a la rápida frustración, lo que te desvía de tu objetivo a largo plazo. Las metas agresivas pueden ser contraproducentes. Es necesario ser lógico a la hora de plantearlas, mantenerse realista pero a la vez paciente y comprometido.

5. Seguir planes específicos

Chica preparando un plan fitness y nutricional con el entrendor

Un correcto plan de acción es todo lo que necesitas para alcanzar los objetivos a corto plazo. Esto incluye planificar un entrenamiento y una nutrición que ayuden a perder 1-2 kilos por semanas o se adapten a tus necesidades. Es importante ser específico y responsable al momento de escoger horarios y días de entrenamiento para que después sea factible realizarlo. Para el plan nutricional es posible consultar a un especialista y llevar un registro de calorías y alimentos consumidos semanalmente.

6. Encontrar motivación personal

¿Qué es lo que realmente se pretende con la meta a largo plazo? Si bien algunos objetivos son más accesibles que otros, la meta final sólo será alcanzada si te encuentras trabajando para ti mismo. Poner el corazón y los intereses propios en la lucha por conseguir el éxito es fundamental para que el desánimo no tenga espacio y el fuego se mantenga encendido.

7. Premiarse y divertirse

El camino a recorrer puede ser largo y no todos los objetivos son agradables o de nuestra preferencia. Si alcanzar las metas se convierte en un esfuerzo constante, sin actividades que te gusten, es probable que el éxito sea más difícil de alcanzar. Es importante practicar los deportes que te parezcan más atractivos y evitar aquellos que te fastidien. Si te gusta el baloncesto, tus ejercicios cardio deberían enfocarse allí. También es posible modificar ciertas verduras o alimentos de la dieta por otros que sean saludables pero no detestes comer. Divertirse y premiarse por el esfuerzo es la mejor clave para evitar el fracaso o el cansancio.

Sentirse estancado o en una meseta es una sensación muy común al transitar este camino de metas a largo plazo. Lo importante es mantenerse paciente, ser constante y responsable en los planes establecidos. Seguir hacia adelante y ser creativo a la hora de innovar en comidas y entrenamientos para no cansarse ni fastidiarse.

Recompensarse al lograr las metas también es un incentivo interesante para sentirse reconfortado y motivado. Esto puede ser tan simple como comprar una nueva camiseta para entrenar o cambiar de zapatos. Lo importante es poder disfrutar del proceso de alcanzar sus metas. La sensación de orgullo y satisfacción por haber logrado tus objetivos y hacer algo para mejorar tu vida, vale todo el tiempo y el esfuerzo empeñado.

Cargando comentarios de Facebook...