Fitness y Embarazo: Qué sucede en el post-parto

Durante el tiempo de embarazo, las mujeres experimentan un amor como nunca antes lo había conocido. Muchas madres que están a la espera de tener a sus bebés se les ha advertido acerca de los “Baby Blues” o depresión postparto. Pero hay muchas otras cosas que no se les dice, una vez llegado el bebé. En este artículo te explicamos lo que puedes esperar que te suceda una vez ha nacido el bebé y cómo volverás a ser tú.

Volver a ser tú otra vez

¿Te estás preguntando cómo se pasa de estar sollozando durante dos o tres días después del parto con los anuncios de la TV, a conseguir otra vez estar en forma y con tu pequeño? Bueno, no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Estar preparada y predispuesta es la mejor estrategia que puedes adoptar, con algunas expectativas bien marcadas que te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

Lo que debes saber después de dar a luz

En primer lugar, debes saber que hay algunos factores que juegan en tu contra desde el principio. Las fluctuaciones hormonales serán las causantes de que muchas cosas te hagan sentir mal. La disminución repentina de hormonas durante los primeros días es la principal sospechosa de que aparezcan los famosos “Baby Blues”, que son leves depresiones que no llegan a ser depresiones post-parto propiamente dichas, y son experimentados aproximadamente por la mitad de las mujeres después de un parto.

Puede comenzar unos días después del parto, o incluso un par de meses más tarde. Tiene a durar sólo unos días y se va sola, después de provocar unos buenos llantos. Si dura más tiempo y no se resuelve, puede que seas una parte del 10% de mujeres que sufren depresión postparto. De ser así, es fundamental buscar ayuda de un médico.

Otro factor hormonal que juega en tu contra es, en realidad, un brillante mecanismo de autodefensa. Tus hormonas son responsables de que te aferres a una parte de esa grasa corporal extra que el cuerpo acumuló durante el embarazo, como un medio para mantener un suministro saludable de leche materna. Se estima que en un embarazo normal, son una ganancia de peso moderado de aproximadamente 13,6 kg., casi 3,6 kg. de grasa corporal es necesaria.

El cuerpo va a tratar de mantenerse en ese peso extra para producir adecuadamente la leche materna, que contiene alrededor de 20 calorías por cada 2,95 cl (0,0295 litros) y el recién nacido consume de promedio alrededor de 400 calorías por día. Por esta razón, te tienes que asegurar de que estás comiendo por lo menos 300 calorías adicionales por día. Y si haces ejercicio, procura contabilizar las calorías perdidas durante la actividad física!!

Algo pasa con el pelo

Muchas mujeres dicen que, durante el embarazo, su pelo es más abundante y más sano que nunca. Muchos atribuyen el cambio al hecho de consumir vitaminas prenatales, mientras que otros creen que es a causa del aumento del flujo sanguíneo y la circulación, que hace que el pelo vuelva a crecer y esté sano. Sin embargo, en la mayoría de los casos, y tras haber dado a luz, el cambio hormonal repentino causa una grave pérdida de cabello.

Vuelta al gimnasio, vuelta al fitness

Muchas mujeres se preocupan o no están seguras sobre lo que pueden y no pueden hacer en el gimnasio cuando lo retoman después del embarazo. Así que te dejamos unas ideas generales sobre lo que está bien y puedes hacer.

En primer lugar, y regla básica, si duele, NO LO HAGAS. Dependiendo de qué tan pronto después del parto estás intentando volver a tu rutina, escucha a tu cuerpo. Si has tenido una episotomía o una cesárea, ten cuidado de no ejercer presión sobre los puntos de sutura o grapas. Siempre es mejor empezar lentamente, no hace falta apresurarse ni atolondrarse. Empieza, pero suave.

Una vez que estés lista para integrar pesas en tu rutina, y siempre que tu médico o ginecóloga te haya dado el visto bueno, échale un vistazo a estas cositas básicas con las que puedes comenzar:

  • Hombros: Press de hombros sentada y elevaciones frontales y laterales.
  • Pecho: Press de pecho sentada y aperturas con mancuernas inclinada.
  • Espalda: Remo suave y pull down con poco peso.
  • Piernas: Zancadas o lunges, ligeras extensiones de piernas y curl de piernas acostada.
  • Brazos: Flexiones de bíceps con mancuernas y patada trasera de bíceps.

Las mujeres pueden retomar los ejercicios abdominales mucho más pronto después de un parto vaginal, que un parto por cesárea. De todas formas, consulta en cualquier caso con tu ginecólogo a partir de la sexta semana.

Delfina Casanova

Licenciada en Periodismo, bloggera de profesión y amante del deporte por afición. Desde que tengo uso de razón, nada me gusta más que hacer deporte y cuidar la línea. Por eso, con los años, he ido volcando mis conocimientos prácticos y teóricos sobre ciclismo, running, gimnasia artística y, principalmente, ejercicios cardiovasculares y de tonificación muscular en gimnasios, en diferentes blogs de fitness y salud.

Cargando comentarios de Facebook...