Los alimentos adecuados, en el momento adecuado

Lo que deberías comer —y cuándo deberías comer— para obtener el máximo de tu dieta.

Ya sea que hablemos de trabajo, ocio, estudios, familia, deporte… Todo tiene un tiempo y un momento preciso. Y continúa siendo así cuando hablamos de comida. Dependiendo de la hora del día o la situación en la que nos encontremos, nuestro cuerpo necesita ciertas propiedades nutricionales para mantenerse en plenas facultades. Así que puedes vivir y trabajar en óptimas condiciones, si así te lo planteas.

Los diferentes alimentos crean todo tipo de reacciones hormonales en nuestro cuerpo, afectando así a nuestro estado de ánimo, estado de alerta, nivel de energía, etc. De manera que por más que sepas qué es lo que tienes que comer, debes tener en cuenta lo importante que es saber cuándo comer. A continuación encontrarás algunos consejos sobre qué comer, en cualquier situación en la que te encuentres.

Qué comer… después de un duro circuito de entrenamiento

Cuando le metes caña a tu cuerpo y pones a prueba tus músculos, exigiéndoles mucho durante cierto periodo de tiempo, el cuerpo experimenta la misma sensación de estrés que estudiantes de licenciatura en exámenes finales. Y para responder al próximo reto, tendrán que crecer; así es como se hacen más fuertes. Pero con el fin de sacar el máximo provecho de cada ciclo de crecimiento, los músculos necesitan una nutrición adecuada.

Para después de los entrenamientos, sigue estas fórmulas: la relación de carbohidratos y proteínas debería ser de 2 a 1 para entrenamientos cortos de intensidad baja a moderada. Y para entrenamientos de alta intensidad, la relación es de 3 a 1. Mientras que los carbohidratos rellenarán nuestras reservas de glucógeno, es decir, la glucosa almacenada que proporciona energía, las proteínas repararán y reconstruirán el músculo.

Qué comer… durante o después una larga reunión o jornada de trabajo

Si has tenido una presentación de esas intensas, de 200 diapositivas de Power Point, come unas almendras. Las almendras proporcionan grasas saludables y proteínas. Un reciente estudio publicado en Neuron demuestra que las proteínas, no el azúcar, activa las células que nos mantienen activos en la quema de calorías.

Alimentos para comer durante las horas de trabajo

Mientras que los carbohidratos de granos enteros proporcionan la glucosa que mantiene el cerebro en marcha, la proteína es la que garantiza que no nos olvidemos que teníamos esa presentación en primer lugar. Esto es especialmente cierto cuando las proteínas son ricas en tirosina, un aminoácido neurotransmisor que es esencia para la energía cerebral y el estado de alerta (un puñado de almendras contiene 127 mg de tirosina.

Qué comer… después de una carrera o competición

Después de cualquier evento deportivo de gran resistencia, restablecer los niveles de líquido perdidos con el sudor debe ser nuestra prioridad número uno. Es decir, necesitamos rellenar los depósitos de glucosa. Los mejores alimentos y bebidas para comer después de una carrera son las que contienen principalmente carbohidratos, algunas vitaminas y una pequeña cantidad de proteínas para ayudar a reponer las reservas. Incluso después de una corta carrera hay que reponer lo perdido, aunque sólo en pequeñas cantidades.

Dado que el líquido se digiere con más fácilmente que los sólidos, y los carbohidratos más fácilmente que las proteínas, debes optar por leche regular, o leche con cacao. Por ejemplo, la leche con cacao tiene la proporción perfecta de carbohidratos a proteínas (3 a 1) y ayuda a reemplazar otros nutrientes. En realidad, es una gran fuente de electrolitos, y especialmente de potasio, que se pierde en gran cantidad después de una actividad física intensa.

Alimentos para comer después de un gran desgaste físico

Qué comer… después de una mala noche

¿Has pasado la noche golpeando la almohada? La sensación de aturdimiento que tienes por la mañana no es tu único problema. Una reciente investigación de UCLA Researchers determinó que la falta de sueño produce un aumento de la grelina y una disminución de la leptina durante el día, lo que puede conducir a un aumento del apetito y a comer en exceso.

Para combatir esto, empieza el día con proteínas magras (pechuga de pollo o pavo sin piel, claras de huevo, proteína de suero de leche, pescado blanco, salmón silvestre, huevos enteros orgánicos, atún salvaje y graso, carne vacuna alimentada con hierba…), que te hará sentir satisfecho por más tiempo.

Qué comer… después de salir por la noche

Cuando se nos va de las manos la noche y nos pasamos con los cubatas o las cervezas, sabemos lo que nos espera a la mañana siguiente… Pero curar la resaca es fácil: zumo de tomate o el tradicional gazpacho nos vendrán de perlas. El tomate repondrá las pérdidas de agua y electrolitos de nuestro cuerpo causadas por el alcohol. Y para prevenir el horrible malestar que trae la resaca, come nopal (una fruta que se obtiene del cactus Opuntia) 5 horas antes de comenzar a beber, ya que así se llegan a reducir hasta incluso en un 50% los síntomas de la resaca.

Beneficios del nopal

Cargando comentarios de Facebook...