4 cosas imprescindibles después de entrenar

 

Después de acabar con el cardio y las repeticiones, ¿qué nos queda por hacer? ¿Irnos a casa? ¡Aún no!  Os dejamos 4 consejos a considerar después de cada entrenamiento.

 

  •  Enfriarse

Si realizamos un buen trabajo de cardio, aumentaremos el ritmo cardíaco cerca de nuestro máximo (para hombres: 220 – edad; para mujeres: 226 – edad). En ese caso, deberemos realizar, por lo menos, cinco minutos de ejercicio suave para bajar las pulsaciones (hasta 60 – 80 ppm). No importa la actividad que estemos haciendo, corriendo, en bici, nadando o siguiendo cualquier clase, pero es importante ralentizar la frecuencia.

 

  • Hidratarse

Es imprescindible reponer la pérdida de líquidos para evitar la deshidratación y los mareos. Si el entrenamiento dura menos de una hora, lo más recomendable es el agua. Si este se alarga o se suda mucho, es mucho más adecuado tomar una bebida energética o un batido con proteínas para lograr una recuperación más eficaz.

Para saber qué cantidad beber, os daremos un truco: pesarse antes y después del entrenamiento. Por cada medio kilo de agua perdida, debemos consumir alrededor de medio litro de agua o de cualquier bebida energética. Otra opción se verá en el baño: si la orina es clara, es señal de hidratación. Si, al contrario, es oscura, nos avisa de que debemos beber más antes, durante y después del entreno. Lo mejor es beber lentamente para ayudar a nuestro cuerpo a hidratarse más rápidamente.

 

stretch

 

  • Estirar

Aunque tengamos poco tiempo no podemos saltarnos la sesión de estiramientos. No sólo va a ayudarnos a prevenir el dolor post-entreno, sino que además los músculos flexibles son mucho menos propensos a las lesiones. Deben ser estiramientos lentos, no es bueno hacer rebotes o apretar impulsivamente  sólo durante un instante, nos toca mantener estirando sin llegar al punto de dolor.

 

  • Comer

Si lo que buscamos con el ejercicio es bajar de peso, parece contraproducente comer justo después de haber quemado calorías pero ¡no os preocupéis, comer no anula las calorías consumidas! Esto se debe a que mientras hacemos ejercicio, nuestro cuerpo quema grasas para la obtención de energía. Si consumimos calorías saludables después del entrenamiento, estas no sustituyen la grasa quemada, sino que se usan para reparar el cuerpo y repostar energías.

Si no vais a comer en poco tiempo después del ejercicio, es recomendable tomar un snack de unas 150 calorías que contenga un poco de proteínas para recomponer a los músculos y algo de carbohidratos para absorber energía.

 

eat

 

Así que si queréis optimizar el entrenamiento y obtener mejores resultados, seguir estos 4 consejos y cada vez estaréis más cerca de vuestra meta.

 

Cargando comentarios de Facebook...