Las 3 mejores formas para medir tu pérdida de peso

La báscula es útil si sigues atentamente tu progreso en cuanto a tu pérdida de peso. Sin embargo, pasar demasiado tiempo centrándote en un número podría desmotivarte. A menudo, cuando piensas que has bajado de peso después de una rigurosa dieta y una serie de ejercicios, descubres que no has perdido tanto como pensabas (lo cual puede suceder por varias razones, por lo general debido a que está ganando músculo en su lugar). Si te da miedo utilizar la báscula, aquí tienes tres otras formas de medir tu peso:

pesa

Tu ropa: Una de las mejores maneras de comprobar si tu dieta y los ejercicios que realizas son eficaces es sustituir la báscula por tus pantalones preferidos. El cómo te queda tu ropa favorita es más eficaz que saber cuántos kilos pesas.

Tu nivel de energía: Es probable que si estas comiendo saludablemente, bebes agua y haces ejercicio, sentirás los efectos ya que tendrás más energía, dormirás mejor, y en general te sentirás menos adormecido. Sentirse sano es el primer paso para verse lo mejor posible, así que no descartes los efectos de tu nuevo estilo de vida, incluso si la pérdida de peso es tu objetivo principal.

Tu porcentaje de grasa corporal: La relación músculo-grasa de tu cuerpo puede hacer inclinar la balanza hacia arriba, incluso cuando te sientes esbelto, así que asegúrate de tener en cuenta tu porcentaje de grasa a la hora de subirte a la báscula. Eso significa invertir en un modelo que incluya la opción de medición de porcentaje de grasa exacta para que puedas controlar tu progreso con precisión, o conseguir tu porcentaje de grasa corporal medido profesionalmente con una de estas pruebas. Y no siempre te bases en el índice de masa corporal (IMC) para evaluar si estas en un rango de peso saludable, no es siempre la medida más precisa.

Sin comentarios

Comentarios cerrados