Guía de compras: Cintas de correr

¿Qué cinta es para mí?

Las cintas de correr son el equipamiento cardiovascular más popular, por su versatilidad, facilidad de uso y el entrenamiento completo que ofrecen. Se pueden usar en suaves sesiones de calentamiento o entrenar para una maratón, al margen del clima que haga, ya sea lluvia, frío, calor… Para ahorrar espacio de almacenaje, muchas se pliegan fácilmente.

Para ayudarte, aquí te damos algunos consejos e información útil sobre qué tener en cuenta a la hora de adquirir una cinta de correr y saber cuál es la más indicada para tus necesidades.

Varias sesiones de una media hora mejorarán tu condición aeróbica – condición básica para no quedarte sin aire al caminar o correr. Te ayudará a perder peso y mejorar tu resistencia: una mejor forma aeróbica significa también más energía y entusiasmo en el día a día, además que los afrontarás con mucha mas energía.

comprar una cinta de correr

¿En qué debo fijarme?

  • En una construcción robusta y resistente.
  • En que tenga una cinta suficientemente ancha y larga para acomodar tu paso al correr. Esto es especialmente importante para aquellos corredores altos.
  • Que tenga un buen sistema de absorción de pisada. De esta manera se reduce el impacto en las articulaciones.
  • Ajustes del nivel de velocidad y de inclinación para que se adapte a tu entrenamiento y poder mejorar progresivamente.
  • Una buena variedad de programas. Estos programas vienen pre-instalados y son perfectos para seguir una rutina de entrenamiento en caso de ser un usuario con poca experiencia.
  • Agarres para las manos a los lados para no perder el equilibrio. Además, hoy en día algunas cintas vienen con controles en estos agarres para no perder la postura si queremos modificar la carrera.
  • Una buena garantía de reparación y servicio del fabricante. Esto es algo que a menudo no se tiene muy en cuenta y que en realidad, se debe de valorar ya que a largo plazo puede representar un ahorro considerable.
  • Un motor que no se quede corto de potencia. A menudo vemos cintas de correr que ofrecen altas velocidades con motores con poca potencia. Hay que vigilar ya que un motor que siempre funcione a su máxima capacidad puede acabar dando más problemas que un motor que va más «sobrado» de potencia.

Información técnica:

Motor

Cuanto más rápido quieras ir, mayor tiene que ser la potencia del motor. Todas las cintas tienen una velocidad máxima. Si estás comenzando a correr, una que alcance los 12 km/h será suficiente. Si ya estás en forma, prueba una que pueda llevarte hasta los 14 o 16 km/h. Y si entrenas para una competición, quizás quieras llegar a 18 km/h.

Cinta

Una superficie estándar válida para la mayoría de corredores es alrededor de 45 centímetros de ancho por 130 o 140 cms. de largo. Si eres muy alto y tienes una zancada más larga, o tienes algún tipo de handicap, busca cintas que sean extra anchas (50 cm o más), y extra largas (más de 137 cm).

Agarres

Los agarres están ahí por seguridad por si resbalas o tropiezas, y a menudo incluyen un monitor de ritmo cardíaco (al poner las manos sobre el soporte). Muchas cintas tienen agarres tubulares que leen tu ritmo cardíaco. Esto es efectivo para mantenerte dentro de la zona de entrenamiento más efectiva, que suele ser entre el 70 y el 80% de tu ritmo cardíaco.

Consola

Hoy en día la consola de una cinta de correr puede llegar a venir con miles de extras, pero cada vez es más común ver altavoces integrados, ventilador, conexión para iPod y MP3… Estaros alerta y buscad una cinta con estas aplicaciones en su consola.

Opciones de programación

Los programas de las cintas te ofrecen un entrenamiento planificado, según la distancia total o el tiempo que quieras dedicar. Programas diferentes que pueden incluir variaciones de velocidad y/o inclinación para hacer la sesión más interesante. Por ejemplo, un programa puede incluir 5km de trote, 400 m de subida y un sprint final. La mayoría de las cintas tienen una selección estándar de éstos para añadir variedad y versatilidad a tu entrenamiento. Esto puede mejorar tu forma, al tentarte de ir un poquito más lejos la siguiente sesión. Con ajuste de inclinación, puede simular terreno real, y hacer la sesión más intensa.

Beneficios

  • Menor carga para los tendones – Las cintas de correr son más suaves y están diseñadas para absorber el impacto mejor que el pavimento.
  • Independencia del clima – Viento, lluvia, nieve o terrible frío no te desanimará a la hora de entrenarte.
  • Seguimiento del ritmo cardíaco y programas de rendimiento cardiovascular – Te permiten monitorizar tu esfuerzo y entrenar de forma segura.
  • Camina o corre a cualquier hora del día o la noche – No te desanimes por la falta de luz; puedes entrenar aunque se haya hecho un poco tarde.
  • Varía tu entrenamiento fácilmente – Cambia la velocidad o la pendiente cuando quieras, sin necesidad de buscar colinas ni extenuarte más de lo debido.
  • Controla tu rendimiento – Puedes hacer seguimiento de velocidad, tiempo, distancia y calorías quemadas para controlar tu progreso real, pudiendo crear programas a medida de forma precisa.
  • Motívate para rendir más – Cuando tienes una cinta a mano en casa es más probable que la uses. Caminar y correr son ejercicios aptos para cualquier edad, iy quizá lo quiera usar el resto de la familia también!

Modelos de cintas

Buscador de Cintas de correr ( una selección de las mejores cintas y marcas)

Sin comentarios

Comentarios cerrados